Clínica Médico Dental Dr. Alejandro Rodriguez Daponte | ¿Tienen tus hijos una boca sana?
20264
post-template-default,single,single-post,postid-20264,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¿Tienen tus hijos una boca sana?

Cómo conseguir un correcto desarrollo bucodental de tus hijos es fundamental para tener una boca sana. Aquí encontrarás una serie de consejos que se deben tener en cuenta. 

boca_sana_ninos_02

El cepillado es nuestra principal arma, cómo y cuándo hacerlo.

Su eficacia depende de la frecuencia, la motivación y la destreza para realizarlo, por ello es muy importante que el niño se sienta motivado por los padres, sobre todo, en el cepillado nocturno, así recomendamos:

  • En bebés: limpiar encías con gasas humedecidas.
  • Cuando erupcione su primer diente: limpiarlo de forma delicada con gasas húmedas o un cepillo de silicona.
  • A partir de los 3 años: cuando todos ls dientes temporales estén erupcionados, el niño deberá cepillarlos correctamente.
  • De 6 a 7 años: puede ir cepillándose solo, aunque sea necesaria la supervisión de los padres.

Importancia de la dieta

Recomendamos una alimentación sólida, dura, rica en fibra y fresca, esto contribuye a un correcto desarrollo de las bases óseas maxilares, limpieza fisiológica de los dientes y un aumento de la salivación, previniendo así la malposición dentaria y contribuyendo a un desarrollo correcto y suficiente de los maxilares.

Evitar el consumo excesivo de dulces, golosinas, etc. Desde el punto de vista de la prenvención de caries es importante reducir la ingesta de hidratos de carbono fermentables ( azúcar y harinas refinadas).

Controlar la comida entre horas de alimentos pegajosos por la dificultad de mantener una higiene correcta en esos momentos.

Control de hábitos orales

Llamamos hábitos orales a la respiración oral, succión digital, deglución atípica, succión labial, onicofagia ( morderse las uñas), y al uso prolongado del chupete, que debería ser abandonado antes de los 3 años.

Un mal hábito prolongado en el tiempo puede romper el equilibrio de las fuerzas del conjunto bucodental, produciendo alteraciones en la posición de los dientes y el desarrollo de los maxilares.

Un diagnóstico precoz evitaría estos daños.

Prevención de caries

La prevención de la caries consiste en actuar sobre 3 factores principales:

  1. La microbiota, disminuyendo el número de microorganismos en contacto con el diente mediante el cepillado y el hilo dental.
  2. La dieta, modificándola y eliminando alimentos que potencien esta patología, como pueden ser: refrescos, dulces, bollería…
  3. Huésped, aumentando la resistencia a la caries con aplicaciones tópicas de flúor y sellado de los dientes más susceptibles.

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al dentista por primera vez?

El niño deberá acudir al dentista con 3 años, cuando todos los dientes de leche hayan salido, para controlar cualquier anomalía y para que el niño tenga el primer contacto con el mundo de la odontología sin causarle miedos. El odontólogo valorará la frecuencia de las visitas según el estado bucal de cada niño.